Folksonomía y comunicación corporativa en la Web 2.0


Desde hace un tiempo venimos predicando que en los tiempos que corren la empresa debe transformarse en su propio medio de comunicación. Antes las compañías tenían que enviar sus mensajes a los medios de comunicación de masas para que estos les publicaran sus informaciones. Sin embargo hoy y gracias a Internet y las nuevas tecnologías, la empresa es el medio. La facilidad con que las compañías (y sus empleados) pueden publicar contenido en la Red brinda una gran oportunidad para las empresas para comunicarse sin intermediarios con sus públicos. Así entonces, algunas empresas han comenzado a publicar contenidos en Internet para llegar directamente a sus clientes y diferenciarse de la competencia.

El problema es que en algunos sectores como el turístico, tecnológico o el inmobiliario esto ya no es un factor diferencial sino que una obligación. Muchas de estas empresas tienen en Internet su principal canal de distribución y por esto han comenzado a publicar blogs corporativos, vídeos y hasta redes sociales. Todo esto, aparte de la gran inversión que realizan en SEO y SEM.

Sin embargo, muchas de estas compañías están cometiendo un grave error a la hora de publicar contenidos en la Web 2.0 ya que no saben etiquetar bien esa información para que posteriormente sea indexada de forma correcta en los buscadores y que, por ende, sea encontrada por sus potenciales clientes cuando realicen búsquedas de información para tomar decisiones de compra.

Creo que la clave pasa por asociar etiquetas a ese contenido de acuerdo a las palabras clave que utilizarán tus potenciales clientes para buscar información sobre tus productos o servicios.
Para los que recién os iniciáis en esto, las palabras claves son los términos que utilizan los clientes para buscar tu sitio web (o tus productos o servicios) cuando emplean un motor de búsqueda como Google. Por este motivo, cuando publiques contenidos corporativos intenta etiquetarlos pensando siempre en tus potenciales clientes. No etiquetes los contenidos sólo con "el nombre" de tu empresa ya que tus clientes quizás no te conozcan,la mayoría de clientes buscarán tu producto o servicio, no el nombre de tu empresa.