Blogs Internos ¿Y si nadie participa?


Un colega de Buenos Aires me comentaba hace unos días que la plataforma de blogging interno que con tanto entusiasmo montó en su empresa no ha rendido los frutos que esperaba. Me cuenta que los síntomas son los siguientes:

- Escasa participación tanto de post como de comentarios.

- Miedo a comentar las entradas de los líderes encargados de dinamizar la plataforma (compuesta tan sólo por 6 blogs internos entre los cuales escribe el CEO)

- Poco entusiasmo por temas que tengan que ver con el trabajo, pero gran participación en los que tienen relación con aspectos más lúdicos o sociales.

- Los post del CEO casi no poseen comments, no hay feed back (uno de los objetivos por los cuales se montó la plataforma)

- Los clientes internos aún no se sienten cómodos utilizando la herramienta.

Lo primero fue calmar al colega y decirle que estos son los típicos problemas con los que nos enfrentamos cuando montamos una plataforma de blogging interno. A la hora de montar un blog para la gestión de la comunicación interna lo primero que debes hacer es analizar a tu público y ver su grado de adaptación a las nuevas tecnologías y al cambio cultural que implica el uso de una herramienta abierta y transparente como el blog.

De nada nos sirve una herramienta como un blog si en la empresa en cuestión existe una cultura de poca transparencia, de comunicación jerárquica, vertical, formal y operativa.

En un blog interno estos preceptos de la comunicación interna del siglo pasado no corren. Recordemos que un blog de este tipo permite una comunicación informal, multidireccional, de todos a todos.

Por eso, si lo que quieres es montar un blog interno en tu empresa debes comenzar por:

- Analizar la cultura de comunicación dentro de tu compañía.

- Comienza por montar un sólo blog interno para que a través de esta única página el público interno se comience a familiarizar con la herramienta y con la nueva cultura de comunicación que permiten los medios sociales.

- Constituye una red de líderes que te ayuden a dinamizar los contenidos del blog en sus fases iniciales. Ellos también se encargarán de enseñarle a sus compañeros a utilizar la herramienta.

- Crea FAQs y un buen manual sobre cómo utilizar la herramienta y crea un link en el blog para que puedan acceder a ellos.

- Ofréceles la posibilidad de poner el blog interno como página de inicio en su navegador de Internet e introduce en la bitácora todos los vínculos de herramientas o servicios web que ellos utilizan a diario para realizar su trabajo.

- Durante los primeros 6 meses, los contenidos han de ser primordialmente de caracter social. Entrevistas a nuevas incorporaciones, quién es quién, el mejor restaurante para comer cerca del centro de trabajo, nacimientos, beneficios sociales, etc., tienen que ser los temas preponderantes. Todos ellos poco a poco deberán ser alternados con contenidos de tipo v valórico/estratégico/operativo.

- El CEO debe dar el ejemplo a la hora de comunicar/comentar en el blog. Será él quien lidere el cambio cultural hacia una nueva cultura de comunicación participativa dentro de la organización. Si nadie responde a sus post, estudia sus causas. Generalmente este fenómeno suele darse por un mal clima laboral o miedo a decirle algo inapropiado al "jefe máximo" de la empresa.

- Anímalos a comunicar más a través del blog y menos por medio de cadenas de correo electrónico. Premia a los liderazgos espontáneos generados entre los empleados más proclives a comunicar. Incentívalos a crear su propio blog si es que creen que tienen algo que decir o compartir.

Los blogs son una herramienta con muchas potencialidades, pero como cualquier herramienta no obra por si sola. Si no existe una política de comunicación interna que permita aprovechar todas estas ventajas los blogs pueden permanecer estáticos y no aportar nada a la comunicación interna de la compañía.