¿Y tú qué haces para frenar el cambio climático?


Estamos viviendo el año más caliente de la historia de España. En pleno invierno, en Barcelona durante el día puedes andar en camiseta. Y en Alicante aún toman Sol en la playa.
En mi viaje a Latinoamérica y después de unos años de no vivir ahí percibí que el clima está cambiando... en Santiago por la noche hace más frío que hace algunos unos años en navidad. En Buenos Aires vi llover como nunca había ocurrido. Los mismos porteños me decían que ese diluvio que cayó a mediados de diciembre y que mató a varias personas en esa ciudad no lo habían visto nunca. En estos momentos tanto en el norte de Argentina como en Malasia están sufriendo fuertes inundaciones.

Los síntomas son evidentes, todos los vemos pero no hacemos nada. Ya es hora de comenzar a cambiar un poco nuestra forma de consumir energía para, al menos, detener esta catástrofe que trae sequías e inundaciones en diferentes partes del planeta. Varias islas están desapareciendo.

¿Estás listo para cambiar tu forma de vida? La crisis del clima puede ser resuelta. Es así como puedes empezar:

  • Intenta reducir tus emisiones de carbono a cero.
  • Compra aparatos eficientes, sobretodo bombillas.
  • Cambia tu termostato y gasta menos energía en calentar y enfriar.
  • Protege tu casa, aumenta el aislamiento, evalúa tu consumo.
  • Recicla.
  • Si puedes, compra un coche híbrido.
  • Cuando puedas, camina o ve en bicicleta.
  • Cuando puedas, usa el metro o el transporte público.
  • Diles a tus padres que no arruinen el mundo en el que vas a vivir.
  • Si eres padre, únete a tus hijos.
  • Cambia a fuentes renovables de energía.
  • Llama a tu compañía de electricidad y pregúntales si te ofrecen energía verde.
  • Si dicen que no, pregunta por qué no.
  • Vota por quienes prometen atacar esta crisis. Escríbele al Congreso.
  • Si no te hacen caso, postúlate para el Congreso.
  • Planta árboles...muchos árboles.
  • Habla en tu comunidad de vecinos. Propónles formas para ahorrar energía.
  • Llama a programas de radio y escríbe a periódicos.
  • Insiste para que EE.UU. y todos los países desarrollados bajen sus niveles de emisión de CO2.
  • Únete a los esfuerzos globales para detener el calentamiento global.
  • Reduce nuestra dependencia del petróleo extranjero.
  • Exige menores niveles de emisiones para los coches.
  • Si crees en rezar...reza porque la gente encuentre la fortaleza para cambiar.
  • Aprende todo lo que puedas sobre la crisis del clima.
  • Luego pon tus conocimientos en acción.
  • Escribe estas recomendaciones en tu blog. Quizás alguien te lea y haga lo mismo que tú.
  • Manifiéstate, actúa.
Visita www.climatecrisis.org

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Notable es la diferencia que hemos tenido en Chile; en la mayoría de las regiones el calor por el día no se compara a años atrás..., nuestra capa de ozono prácticamente ya no existe en todo el país...y pensar que tenemos tantos “elementos” naturales que nos podrían ayudar…

Lamentablemente las acciones gubernamentales apuntan en última instancia en lo que concierne al medio ambiente; esperemos actúen antes de tener que vivir catástrofes como las que ya hemos visto en otras partes del planeta.

Cecilia dijo...

Claramente hay que hacer lo que tenemos a nuestro alcance para ayudar a evitar seguir destruyendo nuestro planeta.
Creo que los gobiernos deberían poner claras trabas a aquellos productos que han sido producidos con un impacto negativo al medio ambiente y promover productos competidores que sigan estándares de producción con impacto ambiental mínimo.
Lo que nos falta a los consumidores es conocer el impacto real que provoca el consumo de ciertos productos para poder tomar decisiones consecuentemente.

Juan Carlos Ordóñez dijo...

El Fomento de la produccion primaria orgánica es el retorno a lo básico y la recuperación de nuestra propia identidad, vida sana, medio ambiente limpio, las personas piden a gritos informacion al respecto pero más poder llevar a su mesa alimentos para ellos y sus hijos seguros y libres de contaminantes, los productos orgánicos son una de las principales alternativas de solución para evitar la catastrofe climatológica que ya tenemos amenazante sobre nosotros.