El futuro de la Reputación


Hace unos días me topé con este excelente libro "The Future of Reputation: Gossip, Rumor and Privacy on the Internet". En cuanto tuve un tiempo libre lo devoré rápidamente, ya que nos habla de forma sencilla de cómo Intenet está cambiando los procesos de formación/deformación de la reputación tanto personal como corporativa. El e-Book presenta varias propuestas para establecer mecanismos que permitan salvaguardar la reputación de las personas y su vida privada.

Aunque encontré que la obra está escrita desde un punto de vista bastante conservador, llama a la reflexión constantemente. Por este motivo, creo que debe ser de lectura obligatoria para todos los profesionales de la comunicación.

Si bien no comparto todas sus tesis, me he tomado la libertad de resumir, traducir y agregar algunas reflexiones sobre algunos puntos claves que by Daniel J. Solove, de la Universidad de Yale, menciona en su libro:

- Nuestra reputación se está formando gracias a la exposición de nuestra información personal. Véase Twitter, Facebook, LinkedIn, etc, etc. (visibilidad)

- Nos encanta hablar de nosotros, de los demás y distribuir información. Esta información tiene profundas consecuencias en la forma en que las personas y empresas son juzgadas.

- En muchos casos, revelar información personal de otro puede ser beneficioso para la sociedad. Permite a las comunidades hacer cumplir las normas.

- Cada vez tenemos menos control sobre lo que se publica sobre uno en Internet. Aunque no quieras, igualmente alguien hablará de ti en Internet. Te quedarás sin hacer nada mientras ahí en Internet hablan de ti? O prefieres comenzar a comunicarte en la Red para que al menos en esas conversaciones en las que hablan de ti esté presente tu voz?

- Sí, si quieres ahorrarte problemas no publiques nada en Internet que pueda ocasionártelos.

- Cada vez son más los departamentos de recursos humanos que utilizan Google y ahora Facebook, para recabar la máxima información sobre un candidato antes de una entrevista de trabajo.

- Según Daniel J. Solove, estamos siendo testigos de un enfrentamiento entre la vida privada y la libertad de expresión, un conflicto entre dos valores importantes que son esenciales para nuestra autonomía, desarrollo, libertad y para la democracia.

- Apunta además, que a lo largo de la historia, la mayoría de las sociedades han ideado maneras para que la gente pueda proteger su reputación de chismes y rumores. Y que ahora, debemos encontrar la forma de hacerlo de igual manera en Internet.

- Solove sostiene que la ley podría contribuir a dar la protección a las personas o empresas. La importancia que ha tomado Internet en la distribución/difusión de noticias hace que sea algo que no podemos seguir ignorando. Eso sí, tampoco apuesta por un modelo opresivo o autoritario como el de los medios tradicionales.

- La ley debe funcionar como una amenaza creíble. El llegar a un pleito judicial debe ser el último recurso, y las medidas que apunten a la reparación de daños ocasionados debe darse sólo en casos graves o cuando por medios informales haya sido imposible llegar a un acuerdo.

- Solove apuesta por ampliar la ley para que cubra más situaciones que dañen la reputación de las personas. Profundiza mucho en el concepto de confidencialidad, sobretodo cuando un contacto tuyo utiliza una información y la hace pública en Internet (hemos visto muchos casos de vídeos en YouTube de vídeos que dañan la reputación de personas)

- Solove postula que la libertad de expresión no es absoluta y que debemos buscar la conciliación entre esta y el respeto a la vida privada. En EEUU e Inglaterra, los blogs de la prensa rosa publican informaciones sobre la vida privada de personas sin siquiera tener la certeza de que son verídicas.

- La solución pasa primordialmente por el diálogo y la rectificación en casos de conflicto. Internet ofrece más que ningún medio la posibilidad de rectificación en tiempo real. La búsqueda de la compensación financiera, en tanto, será siempre inútil e infructuosa en Internet.

Podéis descargaros el libro en PDF desde su web.

1 comentarios: