El sector turismo y la web 2.0

Esta mañana me he topado con una gran editorial de Paul de Villiers, director general de Amadeus España, en la Revista Savia. Amadeus es el mayor procesador de booking mundo. Bajo su sistema se realizan la mayor parte de las reservas de vuelos, hoteles, coches, etc. A pesar de estar al final del proceso, ellos han sido testigos directos de cómo han ido cambiando los procesos anteriores a la compra. Paul de Villiers lo clarifica muy bien en el siguiente párrafo:

"El viajero actual utiliza principalmente Internet para examinar la oferta turística, y recurre a foros, blogs y comunidades virtuales de viajeros donde las opiniones y experiencias de otros usuarios son expuestas abiertamente. Así, se va generando un boca a boca virtual y masivo que cada vez tendrá mayor influencia a la hora de escoger un destino".

Lo mismo ocurre con las experiencias post viajes. Sitios como Flickr, Photobucket o Picasa reciben una avalancha de uploads de fotografías los primeros días de septiembre tras las vacaciones de verano. Ahora la gente no se guarda las fotos en casa bajo cuatro llaves sino que todo lo contrario, las publica en la Red y las comparte con sus amigos. Incluso algunos publican en tiempo real sus fotos gracias a la masificación del acceso a Internet en los teléfonos móviles.

Yo mismo tengo casi 3.000 fotos en mi cuenta de Flickr y unos cuantos vídeos de mis vacaciones en mi cuenta de YouTube, los cuales se reproducen también en Myspace, Facebook, etc.. Estos contenidos quedarán publicados y etiquetados en la web social y serán encontrados por otros usuarios cuando busquen información (en foto, vídeo o texto) acerca de un destino que quieren visitar. Incluso me pueden contactar para preguntarme datos y recomendaciones (muchas de ellas de servicios) acerca del destino que yo ya visité. Y esto puede ser muy positivo para las empresas del sector turístico cuando los contenidos que se publiquen expresen felicidad vacacional absoluta, pero muy dañinos cuando esos contenidos dejen de manifiesto problemas o sufrimientos con líneas aéreas, hoteles, agencias de viajes, etc, etc. Sino, mirad este vídeo que ya tiene casi 100.000 visualizaciones y que generó una crisis bastante fuerte de una línea aérea, la cual fue cerrada por el gobierno en gran medida producto de este vídeo. Paul también comenta este tema en la revista Savia.


Igualmente, las imágenes recogidas en las cámaras y móviles han dejado de ser recuerdos personales y se cuelgan en la Red transmitiendo abiertamente las experiencias vividas durante el viaje. La posibilidad de que se conozcan las virtudes de un destino aumentan, pero también el riesgo de la mala reputación.