Blogs falsos, un nuevo caso español


Lo acabo de leer en El Levante. Se trata de la bitácora Valencia está de Moda, un blog con todo el aspecto de corporativo que busca hacer creer a los lectores que está escrito por un ciudadano valenciano feliz con los encantos de la ciudad y su ayuntamiento. El blog en cuestión aparece escrito por Helena, una guapísima chica que según El Levante está contratada por el Ayuntamiento de Valencia para blogear y aparecer como si fuera la ciudadana más feliz del mundo con su ciudad.

El objetivo es claro...vender la ciudad y sus encantos turísticos. Pero detrás de todo esto hay un transfondo mucho más importante. La pregunta que ya muchos se hacen en la blogósfera, principalmente entre los expertos en marketing turístico, es cuáles son los límites de las estrategias publicitarias on-line y la publicidad institucional encubierta.

Sobre el blog en cuestión, en el Levante dicen:

Según el autor, las opiniones de la bloggera ( Helena ) , que da una visión bastante idílica de la ciudad, están « un poco compradas ». « No diré que Helena sea una impostora, es más hace muy bien su trabajo, ni que Turismo Valencia haga mal en utilizar alternativas de marketing on-line » pero sí apunta que « es peligroso tratar de crear opiniones incentivadas o pagadas en corrientes blogs ».
Personalmente creo que este tipo de iniciativas lo único que hacen es desvirtuar la utilización de los blogs corporativos como una herramienta de diálogo en el que la transparencia es parte de la esencia de la misma. La verdad es que resulta poco creíble que aún haya gente que crea que puede engañar o esconder ciertas intenciones detrás de un blog cuando hemos visto que todos los que lo han hecho lo único que han logrado es perjudicar su imagen de marca en vez de mejorarla. Conocidos son los casos de Vichy en Francia o de Edelman en EEUU con la cadena de supermercados Wal Mart.

A los usuarios no les importa que tengas unos objetivos comerciales bien marcados cuando publicas un blog corporativo, lo que no te perdonarán es que les mientas. Ahí está la clave. Si eres una empresa y montas un blog corporativo y lo das a conocer a todo el mundo nadie te dirá nada. Incluso es muy probable que recibas buenas críticas y ganes nuevos clientes si les entregas información o servicios que sean de interés o útiles para ellos.

Ya veremos cómo termina esta historia...

2 comentarios: