Crowdsourcing para gestionar la Comunicación Corporativa



Hoy en día es difícil hablar de Web 2.0 sin hacerlo de conocimiento colectivo. La web 2.0. se caracteriza por tenernos a todos nosotros en el centro. Por este motivo, las empresas que han comenzado a implantar plataformas sociales se han encontrado con que a través de ellas se pueden nutrir del conocimiento que cada uno de nosotros puede aportar para mejorar sus productos o servicios. Hablamos entonces de Crowdsourcing...

En sus comienzos, el crowdsourcing ha sido utilizado para abaratar los costes de los departamentos de I+D de las grandes compañías. Se proponían problemas y recompensas a quien o quienes solucionen el problema propuesto por la empresa. Crowd es el término en inglés de multitud y sourcing se refiere a la obtención de materia prima (donde source es el término en inglés de fuente, en este caso de un proyecto).

Tal como se define en la Wikipedia, el crowdsourcing intenta substituir los contratos selectivos y la formación específica de fuerzas de trabajo mediante la participación masiva de voluntarios (en muchos de los casos clientes) y la aplicación de prinicpios de autoorganización.

Estamos viviendo el auge de esta modalidad. Compañías como como Boeing, Dupont o Procter & Gamble o Merk buscan solucionar sus problemas planteándoselos a sus públicos y premiándolos económicamente por la solución.

La Web 2.0 se ha convertido en la plataforma que posibilita este nuevo tipo de participación masiva. Hablamos entonces, de gestión del conocimiento en estado puro para solucionar los problemas de las empresas. La importancia del crowdsourcing radica en la posibilidad de que una gran cantidad de participantes entusiastas puedan realizar el trabajo de un pequeño grupo de profesionales experimentados, y por mucho menos dinero!!

¿Pero qué pasa cuando aplicamos este concepto a la hora de gestionar nuestra comunicación corporativa? Actualmente, las empresas pueden utilizar la Web 2.0 para plantear problemas relacionados con los valores de su marca. Es decir, que si no sabes como mejorar la reputación de tu empresa puedes preguntárselo a tus clientes. Serán ellos los que te darán las mejores respuestas.

El modelo Amazon también puedes aplicarlo a tu empresa... Las compañías del sector turismo ya lo están utilizando. El hotel donde me alojé para el EBE07 en Sevilla me ha enviado un link a una web en donde me preguntan por el servicio ofrecido pero también por la imagen de marca del hotel. Incluso algunos sitios de reservas ya preguntan si ha cambiado la imagen de la cadena después de alojarse en su establecimiento. Las respuestas quedarán alojadas en esta web (que no pertenece al hotel sino que a un sitio de reservas).

Empresas como Sony, MasterCard, Converse y Chevrolet han usado anuncios publicitarios confeccionados por sus propios usuarios. Otros, como Mentos, Atrápalo, o Filipinos, simplemente se han beneficiado de la moda imperante.

Volvemos así a la tesis central de la gestión de conocimiento colectivo: "uno sabe poco y muchos saben mucho".

Así entonces...las empresas han de comenzar a aprovechar las ventajas de la web social para lograr sus objetivos. Pero primero tendrán que cambiar su filosofía. Aprender a escuchar y a recibir críticas de sus propios clientes para luego aprender de ellas.

Más información:

- Crowdsourcing y Comunicacion Corporativa, excelente artículo de Manuel Ramos en LastInfoo
- 'Crowdsourcing', cuando el pez grande se aprovecha del pequeño, en El Mundo
- Dirigir un club de fútbol en modo crowdsourcing, en el blog de Enrique.
- Itsourmovie, película hecha por una multitud, en el videoblog de Hombrelobo
- ¿Qué es el Crowdsourcing?, en Siglo XXI
- Crowdsourcing en Google Maps, en Error500
- Innovación social, en el blog de Ramón Sangüesa
- The FLIRT Model of Crowdsourcing: Creators, Critics, Connectors & Crowds, en el blog de Sami Viitämaki

2 comentarios: