¿Los blog son una moda?

|


¿Habéis leído este domingo la columna de la periodista de El País, Patricia Fernández de Liz, titulada "Pioneros de la moda"? Hace una crítica a los blogs, a la blogósfera en general y de paso comenta el libro La Blogósfera Hispana publicado por la Fundación France Telecom hace unas semanas.

Pues al hilo de la columna de Patricia me he animado a rebatir algunas de sus opiniones. Se ve que esta periodista está muy alejada de las nuevas tecnologías y de Internet y es este “desconocimiento” el que no le permite valorar este fenómeno

Patricia, cuando escribes que se exagera cuando se dice que esta explosión en la creación de blogs es una revolución te estás equivocando. Acaso no es una revolución que en menos de 5 años los contenidos de Internet pasen de ser casi completamente comerciales (de empresas a consumidores) a contenidos generados por la propia gente. ¿Acaso esta democratización de Internet (en gran medida producto de la facilidad de publicación que permiten los blogs) no es una revolución? Ahora todos tenemos acceso a la publicación de contenidos (incluso ya en algunos países subdesarrollados. Eso, al menos para mí, es una revolución sin precedentes para la cultura, la política y las empresas.

Dices que falta un capítulo de la blogósfera latinoamericana y es cierto. Pero si te fijaste el título del libro es La Blogósfera Hispana.

Qué en el libro hay falta de crítica, pues vale. Quizás el entusiasmo de los que participamos en esta revolución de los micromedios nos hace ver sólo lo positivo y nos hace dejar de lado los vicios, pero de ahí a que escribas

"El fenómeno empieza a dar muestras de que está lejos de la presunta virginidad que le atribuyen sus defensores: autores egomaniacos y endogámicos, que se enlazan unos a otros (pasa también en este libro) creando una especie de aristocracia blogosférica"
es porque me imagino que no tienes ni la mínima idea de lo que es la blogósfera. Pocas veces he conocido un mundo tan diverso y plural como el que veo en Internet.

Los bloggers somos personas que se relacionan unas con otras sin importar la edad, país, clase social ni religión. Alomejor lo única barrera que hay es la del idioma pero incluso tienes traductores on-line que te pueden echar una mano.

Y si encontraste que los autores del libro se citaban unos con otros es porque el libro habla de la blogósfera española y lamentablemente en España aún no somos muchos los bloggers, por eso es ineludible que nos citemos unos con otros. Aún somos pocos pero no lo seremos dentro de poco tiempo. Cómo vamos a ser endogámicos si estamos siempre leyendo a otros y abiertos a recibir comentarios de las personas que nos leen.

Endogámicos sois los periodistas de diarios como el tuyo que no escucháis a vuestros lectores, que escribis como si fuerais dueños de la verdad negándole la posibilidad a vuestras audiencias de opinar (yo sí que te la doy y aquí mismito). Además, si nos enlazamos es por una cuestión de interés personal, de ir siempre buscando compartir esa idea brillante que has podido leer nevegando en quizás qué blog de la Red o para, sencillamente, dar a conocer tu visión acerca de un determinado tema.

También dices que los bloggers somos todos unos ególatras, pues te tengo que decir que aquí hay de todo igual que ahí en la redacción de tu diario. Los blogs los escribe gente común y corriente, no necesariamente periodistas. Y a veces esa gente común y corriente realiza un trabajo brillante que supera con creces el de algunos periodistas mediocres que publican en medios tradicionales. Y la crítica también vale para mí que al igual que tú soy periodista ehh...Lo que pasa es que muchos de los periodistas de los medios tradicionales os encargáis de que la ‘masa’ (así le llamais vosotros) se haga una imagen errónea de la gente que participa de Internet, una imagen que poco tiene que ver con la realidad. Según vosotros, los que se descargan música a través de programas P2P son todos unos delincuentes o con algún transtorno psicológico. Pero como te decía antes...en Internet participa muchísima gente, cada día más. Aquí hay de todo, igual que en las poblaciones de los países y de las ciudades. Y deberías comenzar a acostumbrarte porque seguramente si tienes un hijo o una hija crecerá, quieras o no, interactuando con medios digitales en red y no por eso se transformará en un/a delincuente.

Patricia, cuando te leí pensé en mi madre o en mi abuela. Y no lo digo por ofenderte, sino porque es así como ellas ven esto también. Lo ven como algo lejano que simplemente ya no les tocó vivir. Disparar desde fuera es un ejercicio simplón. En mi caso, por ejemplo, antes de ponerme a bloguear jamás tuve la posibilidad de conocer gente tan diversa sin tener que hacer grandes esfuerzos.

La Red te permite acceder a una gran cultura y te abre unas posibilidades que quizás no las podíamos ni imaginar en la era de lo análogo y de los medios de comunicación de masas con audiencias pasivas como el tuyo. Con esto no te digo que tu diario sea un fiasco ni mucho menos. Es más, es uno de los mejores diarios del mundo, pero creo que la autocrítica la teneis que hacer vosotros los periodistas de los medios tradicionales para explicaros porque cada año perdéis miles y miles de lectores y baja vuestro nivel de credibilidad.


Technorati tags:

5 comentarios: