Cómo los Arctic Monkeys enseñan a los músicos a utilizar los medios sociales para alcanzar el éxito

|



Cuando escucho a las compañías discográficas tratar de delincuentes a la gente que comparte archivos a través de Internet se me revuelve el estómago. Y no sólo se queja la industria discográfica sino que también los artistas. Pues bien, a continuación os voy a contar un caso de unos chavales que han utilizado los medios sociales que nos da la red para hacerse conocidos y ser el grupo revelación del rock europeo. Un ejemplo que contrasta con las críticas vertidas por la industria discográfica que trabaja para perpetuar un modelo caduco (innovación negativa que le llama Enrique ) gastándose el dinero en impedir que la gente copie el contenido en vez de hacerlo en mejorar su producto.

Se trata de la banda británica Arctic Monkeys, unos chavales de menos de 20 años que se han hecho famosos publicando su música a través de Internet o regalando cds con sus temas en colegios, institutos, bares o en los lugares donde tocaban. Ahora su música está en el primer lugar de las listas británicas y su caso se estudia en las principales escuelas de negocios. Medios como The Economist o Sky News han publicado ya este caso al cual han llamado ”las primeras estrellas de la era iPod.

“Decidimos regalar demos en nuestros conciertos. Alquilábamos un estudio un día, grabábamos tres temas y nos tirábamos toda la noche haciendo copias para luego dárselas gratis a la gente. Poco después vimos cómo los chavales se peleaban por conseguir una en los conciertos. Más tarde, las canciones empezaron a aparecer en Internet y la gente comenzó a bajarlas de nuestra web o a pasárselas por e- mail», recuerda Alex, el vocalista del grupo”.

“Primero logramos llenar el Forum de Sheffield con gente que no eran nuestros familiares y amigos. Luego, cuando comprobamos que comenzaban a saberse nuestros temas sin siquiera haber grabado y veías a todos aquellos chavales locos tirándose desde el escenario, empezamos a preguntarnos: ‘¿tío, qué coño está pasando?’.”

El buzz marketing había hecho efecto. Los sellos se peleaban por contratarlos para sacar su primer disco. En unos días firmaron y el éxito no tardo en llegar. Su primer single, ‘I bet you look good in the dancefloor’», entró con todo en las listas británicas nada más publicarse, hace más o menos dos meses, y que luego del esperado debut de -‘Whatever people say I am, that's what I'm not’», - se haya transformado en el ‘número uno’ más rápido de la historia del pop británico, gracias a las 120.000 copias que se vendieron el primer día que el disco llegó a las tiendas y las 360.000 comercializadas en la primera semana.

El éxito de los Arctic Monkeys se ha transformado en el punto de referencia o el modelo a seguir por las bandas a la hora de promocionarse. Y es que Internet no sólo está cambiando el modo en que la gente consume música, sino también la forma en que los grupos se dan a conocer en el mercado.

"Creo que los grupos tienen una posición más fuertes, ya que no están tan desesperados por que la discográfica les cree el público," dijo Laurence Bell, jefe de Domino Records, sello que fichó a los Arctic Monkeys. "Ya traen ellos el público", declaró a Reuters cuando le consutaban por el fenómeno Arctic Monkeys, sin embargo, tanto el sello como la banda prefieren destacar la importancia de la música, y no sólo el papel desempeñado por el buzz que les ha brindado Internet.

Y es que ellos han hecho uso de los medios sociales y de los programas P2P para innovar de forma positiva. Los sellos británicos se daban codazos para hacerse con este grupo. Tal y como decía el manager de la casa discográfica Domino Records, la mayoría de los artistas recurren a los sellos para que sean ellos quienes les busquen público y hagan conocidas sus obras. En el caso de los Arctic Monkeys, ellos ya contaban con una masa de fans gracias a Internet, por lo que eran apuesta segura para cualquier firma discográfica. En este caso, los medios sociales y los programas p2p usados de buena forma han resultado positivos para los intereses tanto de los artistas como de los sellos.

Este caso de éxito contrasta con las protestas de la SGAE. Ustedes señores de la SGAE, ¿que opinan de este caso? ¿Seguirán pidiendo canon para los CDs vírgenes e impidiendo que intercambiemos música cuando sean ustedes mismos los que se beneficien del intercambio? ¿Pueden enternder por qué Los Arctic Monkeys no paran de vender discos aún cuando la mayoría de sus fans ya se han bajado las canciones de Internet? Pues espero que seais lo suficientemente inteligentes para daros cuenta.

¿Y vosotros que opináis?

Ahhh por cierto, los Arctic Monkeys tocan este 16/17 de mayo en Barcelona y Madrid respectivamente. Ya no quedan entradas para ninguno de sus conciertos. Por suerte, ya tengo la mía ;)


Technorati tags: